Peñíscola de norte a sur

report trenet pcola (50)

 

A veces las mejores experiencias se viven de la manera más simple.  45 minutos es el tiempo suficiente para poder conocer Peñíscola de norte a sur y de este a oeste sin tener que depender del vehículo. Las rutas en tren turístico se han convertido en cita obligada para las familias y una de las mejores  maneras de disfrutar de los contrastes que ofrece la Ciudad en el Mar.

A menudo el tren se convierte en cita obligada para las familias. Por un lado, porque permite visitar los enclaves más interesantes de la ciudad, pero sobre todo es que es la forma más divertida de ver Peñíscola con niños. Todo ello convierte sus rutas en las preferidas por el turismo familiar.

El recorrido turístico se divide en cuatro itinerarios diferentes. El más común el que recorre la Villa de Peñíscola a lo largo de la playa Norte de la ciudad. Este circuito permite hacerse una idea del crecimiento turístico de Peñíscola en las últimas cuatro décadas. Es, sin duda, la visita más turística y veraniega, donde se aprecia el desarrollo vivido con la construcción de hoteles y apartamentos en primera línea de costa y donde hoy se congrega el mayor número de visitantes.report trenet pcola (11)

La ruta por Fontnova acerca al pasajero hasta el lado más natural y salvaje de Peñíscola. Desde sus vagones, los pasajeros pueden contemplar la belleza de las calas situadas en la costa sur, y el inicio de un espacio natural protegido, la Sierra de Irta, sólo alterado por escasas y aisladas construcciones. Es la Peñíscola desconocida, la que huya del turismo masificado y la más comprometida con la naturaleza. No hay excusa para no coger la cámara y tomar una foto de otro skyline diferente el de la parte sur del castillo. La parada en Puerto Azul es el momento que esperan muchos para tomar otra perspectiva diferente de la silueta de la Ciudad en el Mar.report trenet pcola (43)

Por último, el pasajero puede optar por los circuitos que le acercan hasta el Cerro y las Atalayas. Es, sin duda, otra forma diferente de aunar el interés por la naturaleza y la curiosidad por el desarrollo urbanístico, la ruta del Cerro y las Atalayas permiten una de las vistas más iconoclastas. Peñíscola desde las alturas. Desde los puntos más elevados, sus colinas, los pasajeros obtienen una aproximación a la Ciudad en el Mar desde lo alto. Este itinerario recorre urbanizaciones y proporciona instantáneas dignas de a vista de pájaro.

En definitiva, una forma diferente de disfrutar de la ciudad que encumbró el Papa Luna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s